Precios y datos de todos los autos

Alfa Romeo 4C Spider vs Porsche 718 Boxster S

En Comparativa | Jueves, 03 de Noviembre 2016

compartir:

Dos objetos del deseo. Ambos tienen motor central, tracción trasera, caja de doble embrague y, lo mejor: son turbo y convertibles. Los autos perfectos para lucir y disfrutar de su manejo.  
 

Por Ernesto Roy Ocotla (@ErnestoRoyOfi)                       Fotos: Carlos Quevedo

 

¿El alemán o el italiano? ¿Tecnología o buen gusto? Esta prueba especial muestra dos ejemplares capricho que a través de conceptos diferentes llegan a un mismo fin: emocionar a quien va tras el volante. Primeramente está la novedad del mundo entero: el Porsche 718 Boxster S. La marca de Zuffenhausen decidió dejar en el pasado el motor de seis cilindros opuestos naturalmente aspirado y apostar por uno más pequeño, de cuatro, que mejorara en emisiones y se uniera a esa corriente del “downsizing” que ha dejado muchas víctimas de gran desplazamiento en el camino.

 

 

Por otro lado, tenemos un auto que no es desconocido para nosotros, el Alfa Romeo 4C. Cuando un deportivo suena y se ve tan bien es necesario tenerlo presente de vez en vez, y la nueva versión Spider fue el pretexto para que volviera a nuestro estacionamiento.

 

Pese a sus grandes similitudes, son totalmente diferentes en desarrollo y enfoque. Los niveles de potencia varían, la construcción, la cilindrada y claramente las dimensiones y el peso.

 

 

En lo que respecta al ejemplar de Porsche, tal vez el punto que más ámpula levanta en los puristas es que en este modelo haya dejado de lado el seis cilindros opuestos aspirado y ceda a las tendencias del turbocargador. Cuando se lee al respecto, da nostalgia saber que habrá cosas que se dejarán de lado con esta revolución. Pero al estar frente al volante todo es muy diferente. Además de un naranja que indudablemente llamaba la atención, nuestra unidad de pruebas venía con distintivos estéticos muy racing. Incluso hubo quien se fue con la finta y pensó que era un coche de carreras.

 

 

En el 718 encontramos un 2.5 litros que aprovecha una turbina de geometría variable para producir 350 HP. La caja es una PDK de 7 cambios. Lo primero que sorprende es descubrir que el Launch Control se mantiene a las 6,000 rpm… ¿en un motor turbocargado? Sí. La aceleración es apabullante. Para ponerlo en perspectiva, el 0-100 km/h lo logramos en 4.3 segundos. Si lo comparamos con algunos otros ejemplares de la gama, el Cayman GT4 lo hizo en 6.3 segundos, el 911 GT3 RS en 5.2, y ya entrados en la sobrealimentación, el nuevo 911 Carrera S en 4.1. ¡Qué manera de despegar!

 

Refiriéndonos al Alfa Romeo, lo que más gusta, además del color, son las formas y curvas que salen de donde menos lo esperas para lograr una carrocería que impone cuando se ve en el retrovisor y que llega a hacerte sentir incómodo si no estás acostumbrado a que te volteen a ver con tanta frecuencia.

 

 

El interior tiene un encanto muy particular. Es espartano en equipamiento, y en algunos acabados se agradece un poco de imperfección, porque al final del día te sientes en un auto de carreras. La posición de manejo es baja, muy baja. Los pedales quedan casi verticales a donde se ubica tu trasero. El volante es pequeño, muy conveniente en momentos de exigencia. Incluso la dirección directa es parte de su encanto si ruedas en pista o en carreteras de montaña, pero en ciudad, lo más seguro es que termines con dolor de brazos si hay que maniobrar en exceso.

 

 

Justo detrás de tu oreja, hay un 1,742 cc turbocargado de 237 HP y 350 Nm (258 lb-pie) de torque que se posiciona transversalmente. La caja en este caso también es de doble embrague, pero de seis pasos. Si algo tiene este propulsor es un empuje que se disfruta. No por nada la presión máxima del Turbo llega a los 21 PSI, mientras en el Porsche es de 16. Compensa la cilindrada para mantener cifras bajas. Eso sí, en pista hay que saber aprovecharlo, porque si no, pareciera que se come el tacómetro más rápido de lo que se espera. Y el sonido… ¡ah, qué sonido! Si no estás familiarizado, al escuchar tanto petardeo, explosiones y bufidos del Turbo, podrías pensar que algo malo pasa, pero indudablemente terminarás prensado al acelerador y a cada centímetro de recta que pueda justificar un pisotón a fondo.

 

 

Y con esa fiebre de altas revoluciones llegamos al escenario que observas en imágenes. No, no es Nürburgring, aunque a nosotros también nos pasó por la mente por los cambios de rasante, el entorno boscoso y algunas curvas que toma su tiempo entender. El Autódromo Bosques El Ángel tiene apenas 1.2 km de longitud, pero son más que suficientes para divertirte y, en nuestro caso, para que se llevara a cabo una evaluación más concienzuda de ambos ejemplares.

 

 

La mañana estaba nublada, pero la predicción del clima auguraba un cielo despejado y el ánimo suficiente para saber de qué están hechos tanto el 4C como el 718. Quitamos la capota del Alfa, una lona que se desmonta manualmente, mientras otro compañero de la redacción aplicaba el botón con el que se abate la del Porsche. Es totalmente entendible la diferencia. El italiano tiene el reto de mantener el peso lo más bajo posible (apenas pasa de la tonelada) mientras el alemán se vale de una cifra de potencia 113 caballos más abultada.

 

 

Para ir calentando ánimos, comenzamos con el de sonido y estética más radicales, el 4C Spider. El trazado tiene pocas curvas, pero las hay de todo tipo. Ápice tardío, con cambio de rasante y de dirección, a contra peralte… Lo primero que se nota es que hemos de saber muy bien en qué relación se entra al giro, porque si se llega muy alto de vueltas, lo más factible es que termines presionando la maneta derecha casi sobre el corte de inyección. Pudiera llegar al sobreviraje, lo cual no siempre es malo, pero exige tacto al presionar la salida de curva. El freno es directo aquí. En ciertas situaciones pareciera que manejamos un go kart un poco más costoso, pero vaya que es divertido. Las suspensiones son firmes y las llantas parecieran más slicks de competencia que gomas legales para rodar en calle. En esto apoya un límite de agarre, que reta a quien quiere jugar al valiente para descolocar la trasera y salir con un poco de humo de llanta flotando en el espejo retrovisor.

 

 

Todos los elementos están en temperatura y entonces empezamos la medición con el Vbox. Para jugar en el límite hay que ser muy sensibles, sobre todo porque pasando la curva ciega a la derecha se cambia de altura, se pierde adherencia y hay una curva de izquierdas. El mejor tiempo llegó a la tercera vuelta: 44.1 segundos. Observando que el Alfa Romeo era consistente en sus tiempos, refrigeramos un poco y le dimos oportunidad al Porsche de mostrar qué tanto valen esos tiempos de aceleración.

 

 

Lo primero de que teníamos urgencia comprobar era si el 718 Boxster había dejado ese sonido envolvente del seis cilindros y lo había sustituido con un siseo de turbina un tanto diferente. En ciudad es más discreto, pero en pista y con el techo abatido, el sonido va más allá de petardos. Lo que suena es la velocidad a la que vas. En la redacción hubo quien –como yo– deseaba tener el botón opcional de apertura del escape, porque éste no es un auto discreto. También hubo quien lo prefería así. Tal como sucedió con el rival amarillo, pusimos en temperatura llantas, frenos y motor y entonces empezamos nuestra tanda de tiempos.

 

 

Si esto fuera una carrera de relevos parecería que el Boxster es más pesado, y lo es, pero esto no es una comparativa directa y cada auto juega en una liga distinta. La velocidad a la que se circula exige toda la pericia y sensibilidad. La recta de este circuito esta de bajada y esto facilitaba las cosas para que llegáramos al punto de frenada casi a 150 km/h, contra 138 km/h del 4C. Aquí el eje trasero está más vivo, y el rango de funcionamiento del motor es tan amplio que de inicio cuesta trabajo identificar a qué velocidad debe entrarse a los giros. Si nos gana la impaciencia es fácil terminar haciendo un contravolante, perder un poco de tiempo, sí, pero saldremos gritando de alegría. Vuelta tras vuelta, la dirección es impecable. El pedal del freno es un poco más alto que en el Alfa Romeo, pero igual se crece al castigo y la fatiga. Si se cuenta con la paciencia y el coraje suficientes, entonces se puede superar el límite y empezar a jugar con los pequeños detalles de cada curva para lograr un tiempo que superó nuestras expectativas: 41.1 segundos en el trazado de Tulancingo.

 

 

Ambos autos demuestran que, no obstante el nivel de desarrollo o el enfoque, tener diversión en pista se trata más de sensación que de poderío. Uno será mejor utilizado en días de circuito, mientras el otro podría darnos también alegrías como vehículo de paseo. Al final del día, el avance técnico ha provocado que se vean bloques cada vez más pequeños con una entrega mayor de capacidades. Lo único que resta por comentar es que si esto es lo que nos espera, que vengan más deportivos turbocargados.

 

Resumen técnico

 

 

Alfa Romeo

4C Spider

Porsche 718

Boxster S

MOTOR

 

 

Tipo/cilindrada:

L4, 1.75 l, turbo

H4, 2.5 l, turbo

Potencia máxima:

237 HP a 6,000 rpm

350 HP a 6,500 rpm

Par máximo:

350 Nm a 2,200 rpm

418 Nm a 1,900 rpm

TRANSMISIÓN

 

 

Caja:

Manual robotizada,

Manual robotizada,

 

seis velocidades

siete velocidades

Tracción:

Trasera

Trasera

DIMENSIONES

 

 

Largo x ancho x alto:

398 x 186 x 118 cm

    437 x 180 x 128 cm

Distancia entre ejes:

238 cm

247 cm

Cajuela:

105 litros

150+125 litros

Peso vacío:

1,128 kg

1,460 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

 

 

0 a 400 metros:

13.98 s

12.6 s

Rebase 80 a 120 km/h

4.64 s

2.70 s

Frenado de 100 a 0 km/h:

39.5 m

34.0 m

Consumo medio:

13.0 km/l

11.6 km/l

 

 

 

 

Comentarios

también te puede interesar:

Comparativa

>Alfa Romeo Giulietta Veloce vs SEAT León CUPRA

>Chevrolet Malibu LT vs Kia Optima EX

>Chevrolet Camaro LT vs Dodge Challenger V6 vs Ford Mustang EcoBoost

>Jaguar F-Pace First Edition vs. Porsche Macan GTS vs. Porsche Cayenne GTS

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive