Seguro Automovil Online

Precios y datos de todos los autos

Alfa Romeo Giulia Ti 2017: prueba de manejo

En Pruebas | Lunes, 04 de Diciembre 2017

compartir:

La variante de acceso del desafiante Giulia recurre a un cuatro cilindros turbocargado de buena respuesta, suficiente para que los modales precisos del chasís sean bien interpretados.  
 

Por Gilberto Samperio (@gilsamperio)                    Fotos: Carlos Quevedo

 

Ya probada la versión de ensueño –ver AP 269–, ahora nos toca ver la opción menos costosa pero con suficientes argumentos para seducir a fanáticos de la casa del Biscione. A las fornidas formas se les “pierden” detalles que permiten conectar emocionalmente con el Quadrifoglio, ya que los terminados y decorativos son más discretos con excepción obvia de los rines, que son los “zapatos” del auto. Y en eso los italianos son enfáticos: el estilo en la ropa siempre es discutible pero nunca en el calzado.

 

 

En cuanto a la cabina, existen pequeñas diferencias en algunos plásticos respecto al modelo estrella. Sobre todo los que rodean a la palanca de velocidades; no son premium dado su aspecto insignificante y fácil empañamiento. Punto a mejorar. A descargo, las vestiduras de piel y los insertos de madera y aluminio, le ganan mucho visual y táctilmente.

 

 

Si hablamos de habitabilidad, tampoco hay cambios fuertes; dos adultos bien acomodados adelante y tres apretujados en la segunda fila.

 

 

Para su movilidad, este Giulia recurre a un cuatro cilindros de dos litros turbocargado, capaz de erogar 280 HP –lo sentimos, no se pudo medir en el dinamómetro pues simplemente no se dejó-, bien administrados por una transmisión automática de ocho  relaciones con tres modos, ya vistos en otros modelos Alfa Romeo: Dynamic, Natural y Advanced Efficiency.

 

 

Si bien el dos litros responde con soltura a nuestras indicaciones del acelerador, y la caja ayuda a mantener en el régimen que deseemos –lo ideal, por arriba de las 4,000 rpm–,  la masa del sedán mediano, que ronda los 1,700 kg, incide discretamente en el desempeño dinámico de altas velocidades. Porque pese a todo logra buenas aceleraciones y sin contar con opción de Launch Control o parecido. Muy bien.

 

 

Sin embargo, lo más interesante de este italiano son las sensaciones durante la conducción veloz. En zonas de montaña, el coche apunta casi telepáticamente virtud a una dirección muy rápida e inmediata a los giros de nuestras muñecas. A veces tanta susceptibilidad llega a sorprender si nos descuidamos un poco, lo que obliga a corregir mediante manoteos cortos si la circunstancia nos sorprende.

 

 

En contraste, el manejo ágil, expedito, prácticamente sin inercias –el Active Yaw Control o control activo de guiñada, tiene su parte de culpa–, gusta al espíritu entusiasta pues casi no existe el subviraje a pesar de la liviandad del segundo eje. Colabora muy atinadamente una suspensión firme, de notable filtrado que mantiene el aplomo pero no cansa. Y las levas tras el volante –finamente trabajadas en un símil de aluminio, bellas y grandes–, facilitan el cambio de velocidades de tal suerte que nos otorga el escenario ideal para viajar a ritmos velocistas, divertidos e incluso adrenalínicos. Para cuando las cosas tienen que calmarse, los frenos responden sobradamente, aunque el tacto del pedal tiende a ser ambiguo: a veces actúa firme y otras no hay sensibilidad. Cuestión a refinar.

 

 

Sin duda alguna, esta variante no decepcionará al que se enamoró del nuevo estandarte de Alfa Romeo, encarnado en este sedán mediano de orientación premium que posee muchas cualidades en términos de comodidades y amenidades. Solo una menor potencia puede pesarle a ojos exigentes de las cifras mínimas de aceleración. Pero no todos en la familia son campeones deportivos; también hay espacio para los muchachos equilibrados que se llevaban bien con todos, incluidos los primos distantes. 

 

Unidad probada

1,095,900 pesos (a fecha de la publicación)

 

NOS GUSTA

-      Aspecto varonil

-      Tren motor

-      Nivel de equipamiento

 

NOS GUSTARÍA

-      Más potencia

-      Mejores plásticos

-      Frenos más consistentes

 

Resumen técnico

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 1,993 cc

Potencia máxima: 280 HP a 5,200 rpm

Par máximo: 415 Nm a 2,000 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, ocho velocidades

Tracción: Trasera

DIMENSIONES

Peso vacío: 1,690 kg

Largo x ancho x alto: 464 x 186 x 143 cm

Distancia entre ejes: 282 cm

Cajuela: 450 litros

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 14.98 s

Rebase 80 a 120 km/h: 4.46 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 37.4 m

Consumo medio: 10.8 km/l

 

 

Comentarios

también te puede interesar:

Pruebas

>Chevrolet Cavalier Premier 2018: prueba de manejo

>Peugeot 301 VTi EAT6 2018: prueba de manejo

>Hyundai Accent GLX Sedán 2018: prueba de manejo

>Audi R8 Spyder 2017: prueba de manejo

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive