Seguro Automovil Online

Precios y datos de todos los autos

Audi SQ5 vs. BMW X3 M40i

En Comparativa | Viernes, 03 de Agosto 2018

compartir:

A pesar de la fuerte convergencia hacia la electrificación del automóvil, todavía existen ejemplares apegados a los cánones del automovilismo deportivo, aunque ocurra en un envase familiar.  
 

Por Gilberto Samperio (@gilsamperio)                                 Fotos: Carlos Quevedo

 

Afortunadamente, para los entusiastas todavía hay oportunidades de gozar vehículos de alto desempeño dinámico. Vivimos una era dorada del automóvil en todos los sentidos, y quizá sea la última donde el corazón principal sea un motor de pistones alimentado por combustible fósil.

 

 

Dejando de lado la futura añoranza y volviendo al gozo entusiasta, los autoconstructores alemanes mantienen viva su afición a las altas prestaciones. Prueba de ello son este par de magníficos ejemplares cuya presentación familiar no demerita las siglas que declaran sus posibilidades dinámicas de altos vuelos.

 

 

Como si fuese una exigencia académica, ambas camionetas recurren casi a las mismas soluciones: una carrocería familiar de cinco puertas, tracción integral permanente y sendas motorizaciones turbocargadas de seis cilindros (V6 para Audi, L6 para BMW), acopladas a transmisiones automáticas de ocho relaciones.

 

 

Todo acompañado de un equipamiento y lujo que sólo puede explicarse como si las dos SUVs fuesen la oferta a un concurso de habilidades y cualidades perfectamente delineadas por unos estrictos jueces, porque abundan las similitudes en términos de función y concepto. Por ejemplo, no hay relojes analógicos; debajo de las cúpulas existen pantallas digitales que simulan velocímetro, tacómetro junto a otros indicadores y funciones.

 

 

Además, cuando se elige algún modo de operación del tren motor (siete para Audi: Lift/Offroad, Allroad, Efficiency, Comfort, Auto, Dynamic e Individual;  tres para BMW: Sport –con opción a Estándar, Individual o Plus, Comfort y EcoPro), la información visual cambia para el modo seleccionado por nuestro humor. Y para cerrar, ambas recurren a siglas exclusivas que definen su preparación atlética: S para la participante de la filial del Grupo VAG y M para el oriundo de Babaría.

 

 

Iniciamos con la SUV Audi SQ5. Ya analizada en el número 272 de AUTOMÓVIL PANAMERICANO, resulta un vehículo muy atractivo tanto en la discreta estética como en su versatilidad. Los interiores apuntan por un aspecto fresco, modernista con detalles que gustan al enamorado de la conducción y las calidades no tienen queja pues confirma su orientación premium de inmediato.

 

 

Su motor se halla en disposición longitudinal al igual que la BMW, pero su compacidad y la ubicación de su masa por delante del eje delantero conceden un poco más de espacio para la cabina. Y ello se nota, pues mientras en la primera fila de la SQ5 abundan los centímetros para piernas y caderas, en la M40i hay un volumen acotado por la considerable longitud del dúo motor-caja. Nada malo pero notorio.

 

 

Para beneplácito de los seguidores del círculo ajedrezado, la cabina de la X3 resulta muy bien rematada, con huecos aprovechados al máximo y si bien la consola central no ofrece tanto espacio como su contraparte, hay compartimentos para casi todo. Respecto a las calidades de la M40i, también son muy buenas aunque el diseño minimalista prevalece en casi todo. Incluso la pantalla central resulta más fácil de entender, merced a un constante pulimento de sus funciones.

 

 

Un punto curioso de la BMW es que posee neumáticos RunFlat, esos que no requieren aire a presión para rodar durante varios kilómetros, en caso de una ponchadura o daño relativamente mediano. Esta cualidad se traduce en una cajuela más amplia y sin merma por algún extra de refacción o parecido. 

 

 

Si hablamos de rodaje, la Audi presume una marcha firme de excelente filtrado, con ese toque sedoso que otorga una amortiguación bien calculada para generar una marcha continua, suave, sin sobresaltos. Eso no significa que el chasís responda blandengue o aislado; todo lo contrario, pues esta SQ5 posee un aplomado que crea confianza al volante, sobre todo en zona de curvas y mejor aún en vías rápidas.

 

 

Por su parte, la BMW ofrece una marcha más saltona, ocasión de una amortiguación que peca de firme, algo áspera en calles maltrechas. A cambio, propicia más retroalimentación hacia nuestros sentidos y ello nos deja conducir de manera más intuitiva, natural.

 

 

En cuanto a la dirección, la que mejor sensación genera al volante es la BMW; resulta más viva y de fácil compenetración. La respuesta en el caso de la Audi es muy buena, pero posee ese ligero enmascaramiento que no permite un entendimiento al cien por ciento con la sutil información proveniente desde las cuatro esquinas.

 

 

Durante nuestra valoración, ambas lucen competentes y satisfactorias a gustos entusiastas. La SQ5 responde bien a nuestras solicitudes y el motor empuja con decisión; acompaña de manera acertada la transmisión, con una actitud proactiva mediana, con inserciones de engranajes suaves.

 

 

Mientras, la X3 M40i observa un comportamiento más brioso, con un motor y caja que incluso presentan esa patada durante los cambios de velocidades que hablan de un nervio fiel al precepto M. La caja luce una actitud más proactiva, bellamente acompañada de un petardeo del escape provocado por las reducciones de marcha o cuando soltamos de golpe el acelerador. Adorable.

 

 

Su actitud frente al cambio de rumbo acusa en ambos casos muy poco subviraje, quizá ligeramente más apreciable en la Audi, aunque la BMW logra deslizar un poco más el segundo eje si atacamos con más decisión el ápice de la curva acometida.

 

 

Respecto a los frenos, las dos presumen un tacto firme, algo más acolchado en la SQ5 pero con distancias de frenado cortas y una resistencia al castigo como debe ser en un coche de talante deportivo.

 

 

Donde esta pareja de SUVs no destaca es en el ahorro de combustible. Con más de 350 caballos de potencia bajo el cofre, no pueden esperarse cifras de rendimiento por arriba de los 15 km/l. Ello a pesar de que disponen de modos económicos y que la transmisión automática trabaja a la perfección en esta meta; la potencia siempre reclama mucho combustible. Lo sentimos por los ambientalistas.

 

 

Por una cifra sobre el millón cien mil pesos, cualquier entusiasta quedaría tremendamente satisfecho con cualquiera de las dos SUVs alemanas analizadas. Ambas poseen suficiente capacidad de movilidad y disponen de motores envidiables desde el punto de vista del desempeño. Si bien la Audi apunta por un comportamiento más amable, accesible al conductor entusiasta, la BMW sí busca enamorar al que adora conducir con la mayor fidelidad posible a los mandos. Así que, la elección dependerá de los detalles finos que desee su afortunado propietario. Porque las dos cumplirán ese sueño versátil de velocidad y practicidad que pocos vehículos pueden ofrecer.

 

Audi SQ5

 

Unidad probada

1,124,900 pesos (a fecha de la publicación)

 

NOS GUSTA

-      Aspecto discreto

-      Calidad de marcha

-      Nivel de equipamiento

NOS GUSTARÍA

-      Más nervio

-      Menos botones

-      Más cajuela

 

BMW X3 M40i

 

Unidad probada

1,049,900 pesos (a fecha de la publicación)

 

NOS GUSTA

-      Tren motor

-      Manejo intuitivo

-      Interior mínimo

NOS GUSTARÍA

-      Mejor amortiguación

-      Menos masa

-      Más compartimentos

 

Resumen técnico

 

Audi SQ5

BMW X3 M40i

MOTOR

 

 

Tipo/cilindrada:

V6, 2,995 cc, Turbo

L6, 2,979 cc, Turbo

Potencia máxima:

354 HP entre 5,400  y 6,400 rpm

360 hp entre 5,500  y 6,500 rpm

Par máximo:

500 Nm entre 1,370 y 4,500 rpm

500 Nm entre 1,520 y 4,800 rpm

TRANSMISIÓN

 

 

Caja:

Automática, 8 velocidades

Automática, 8 velocidades

 

   

Tracción:

Integral permanente

Integral permanente

DIMENSIONES

 

 

Largo x ancho x alto:

467 x 189 x 163 cm

470 x 189 x 167 cm

Distancia entre ejes:

282 cm

285 cm

Cajuela:

550 litros

550 litros

Peso vacío:

1,870 kg

1,885 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL(a 2,240 msnm)

 

 

0 a 400 metros:

14.48 s

13.75 s

Rebase 80 a 120 km/h

4.47 s

3.54 s

Frenado de 100 a 0 km/h:

36.8 m

37.4 m

Consumo medio:

9.6 km/l

11.7 km/l

 

Comentarios

también te puede interesar:

Comparativa

>Jeep Cherokee Overland vs. Jeep Cherokee Trailhawk 2019

>Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid vs. Tesla Model S P100D

>Nissan GT-R vs. GT-R Track Edition vs. GT-R Nismo

>Seat Ibiza FR 1.0 TSI vs. Suzuki Swift 1.0 Boosterjet

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive