Precios y datos de todos los autos

Chevrolet Trax vs Honda HR-V vs Mazda CX-3

En Comparativa | Martes, 12 de Abril 2016

compartir:

La oleada de ejemplares SUVs de base subcompacta arrecia en los meses recientes, al punto de amenazar magníficos superventas como la Chevrolet Trax. ¿Sus rivales más nuevos? Mazda CX-3 y Honda HR-V.  
 

Por Gilberto Samperio (@gilsamperio)       Fotos: Carlos Quevedo.

 

Sin duda, la demanda por la carrocería de corte SUV, sin interesar su tamaño, observa un saludable momento, al punto de que la búsqueda por el primer lugar de ventas anticipa una batalla mercadológica muy similar a la apreciada en mercados maduros, con la diferencia de que los volúmenes son sustancialmente menores. Pero importantes para marcas que buscan colocarse como dominantes, si no del pastel mexicano, sí de algún segmento bullente.

 

 

Por estas razones, hemos confrontado a la exitosa Chevrolet Trax –primer lugar en ventas en su segmento desde hace más de un año–, a la novedosísima Mazda CX-3 y la reciente Honda HR-V, esta última fabricada en México, al igual que el ejemplar de la cruz dorada.

 

 

Si bien el ejemplar de Honda ya tiene un poco más de tiempo en el escaparate nacional, la HR- V representa la consolidación de la marca en el terreno de las SUVs. El éxito de su CR-V –tamaño compacto– no puede negarse, aunque a últimas fechas ha decaído seriamente por la variedad disponible para el automovilista mexicano.

 

 

Mientras, la Mazda CX-3 no solo significa la incursión de este renovado fabricante en un segmento fértil, también confirma su mejora en términos de acabados y una apuesta al diseño atractivo que pocas marcas se atreven. Sin olvidarse de su tecnología SkyActiv, que busca la eficientización de los motores para lograr el menor gasto de combustible posible, sin merma de sus cualidades dinámicas.

 

 

De las tres, destaca la imagen robusta de la Chevrolet Trax, ocasionada por el apego a las líneas de diseño predominantes en la casa. Ello proporciona un frontal rudo y una trasera corta a la vista. Por su parte, la Honda HR-V luce más convencional, ya vista, con líneas que oscilan entre las exhibidas por la CR-V, donde algunas no niegan cercanía con el sedán compacto de la casa, el Civic.

 

 

Mientras, la que nos roba suspiros es la Mazda CX-3. Cierto, su menor altura y la exigencia de su fluidez de líneas castiga el espacio atrás –la cajuela luce corta–, pero la ganancia en términos de agrado al consumidor resulta superior a las otras dos.

 

 

En cuanto a los interiores, sobresale sin menor duda la Mazda CX-3. No solo es la ubicación asimétrica de su tablero o el buen equipamiento que ofrece –versión única por el momento–: Los materiales usados para decorar y cubrir son de lo mejor, con una atrayente cercanía a los apreciados en coches de corte premium de igual talla. Y el ensamble no tiene queja. Excelente.

 

 

Le sigue una Chevrolet Trax de buenos plásticos y una cabina diferente, con una cúpula que recuerda a los urbanos de la casa. Mientras, la versión LTZ analizada luce vestiduras en símil piel, que le da muchos enteros a esta camioneta. Falla un poco la insonorización, pues el 1.8 l siempre se escucha en aceleración plena.

 

 

Por último, figura una Honda HR-V de aspecto común y un diseño de tendencia minimalista y moderna, con una táctil muy completa. Pero muchos empalmes no son tan notables y a veces se percibe como si estuviéramos en el sedán subcompacto de la casa, el caro City.

 

Las tres poseen habitáculos muy próximos en volumen y resolución, siendo la mejor dispuesta la Chevrolet Trax, obra de una mejor respuesta a las necesidades de carga de sus inminentes usuarios. Tanto HR-V como CX-3 observan casi la misma disposición, ganando un poco la Honda dado su portón más amplio, en tanto la Mazda tiene en contra una boca más alta y ligeramente más estrecha.

 

 

Eso sí, los huecos y espacios para carga abundan en la tres, siendo la mejor lograda la Chevrolet Trax, pues los paneles de las puertas disponen más compartimentos. Le sigue una Honda HR-V más natural. Finaliza una Mazda CX-3 con menos espacios y repisas, suficientes para una familia pequeña.

 

 

Durante nuestro análisis cinemático, celebrado en nuestra ruta de montaña predilecta, afloran inmediatamente las limitaciones inherentes a la carrocería de camioneta, pues ninguna califica como deportiva. Todas exhiben balanceo en las curvas o la respuesta del motor no resulta tan expedita como nos gustaría. Quizá la excepción en su momento fuese la Chevrolet Trax Turbo, descontinuada para este 2016, porque era muy divertida y provocaba la conducción rauda. Sin embargo, el motor dispuesto para la miniSUV de este ejercicio (1.8 l) por parte del gigante estadounidense cumple satisfactoriamente. Cierto que no hay empuje como su hermana turbocargada, pero la caja automática de seis relaciones ayuda a exprimir lo mejor posible su adusto caballaje. La dirección apunta a pesada, mientras el tacto de los frenos califica como esponjoso, de carrera larga. Muy norteamericano, algo que muchos de sus usuarios pronto asimilan, pues a cambio de estos detalles la marcha cómoda facilita el transcurrir de las calles maltratadas. Vamos, no duele saltar un tope ni sufrir el bache, porque la solidez de la suspensión lo digiere sin problemas ni quejas. Su mejor andar ocurre en vías planas, donde el rodaje sobre los 100 a 110 km/h resulta ideal para los viajes en familia.

 

 

Si hablamos de marcha, la Honda HR-V acusa una suspensión más seca, menos cuidada para el transporte grupal. Su motor también resulta anémico, circunstancia incrementada por la utilización de una transmisión automática continuamente variable. La famosa CVT tiende a ser más ruidosa y no siempre responde a nuestras indicaciones del acelerador, una “particularidad” prevaleciente en todas las cajas de este corte. Sinceramente, esperábamos una caja más moderna, pero los costos pesan mucho en la marca de la hache. Pese a ello, su menor peso –ventaja de los aceros ultrarresistentes– le concede mejores tiempos de aceleración. Eso sí, los frenos son más comunicativos y la dirección acusa liviandad en situaciones límite, pero no pierde retroalimentación a nuestras manos. Su mejor momento ocurre en la ciudad, donde su ligereza y caja hacen sufrir menos al automovilista. En carretera cumple bien, aunque la caja CVT no otorga oportunidad para gozar la velocidad.

 

 

Al final, lo mejor: la Mazda CX-3 presume el mejor desempeño dinámico de las tres, ya que su chasís exhibe una mejor afinación de suspensión y dirección. La marcha califica de sedosa, muy amable frente a las otras dos. Y la acometida de curvas resulta una delicia, merced a una excelente combinación del tren motor (2.0 l, más grande y potente), virtud de una caja automática de seis relaciones mucho mejor escalonada. En verdad, preferimos este tipo de transmisión que la CVT. Ayuda mucho su dirección, que comunica casi instintivamente lo que discurre en las ruedas directrices.

 

Su hábitat pavimentado natural es la carretera, no necesariamente las autopistas amplias y sin exigencias. También resuelve bien en las zonas sinuosas. Además, pese al pequeño diferencial de cilindrada, se nota el motor más grande. A ello se suma el modo Sport de la caja, que autoriza regímenes más altos, justo donde se halla la mayor cantidad de torque disponible para viajar veloces, o donde podemos “jugar” a la conducción de tintes deportivos, claro, en la medida de su propósito familiar.

 

 

A pesar de la seria amenaza que significa para la Chevrolet Trax la presencia de tan completos rivales, su exitosa campaña mercadológica y eficaz comercialización mantendrán a esta miniSUV todavía en el primer sitio de ventas del mercado nacional.

 

 

La mejor de las tres no tiene cuestionamientos: la Mazda CX-3. Si bien su cajuela no es la más amplia, sus acabados, nivel de equipamiento y desempeño dinámico pueden más que convencer, enamorar al que busca un vehículo de corte actual y capaz para la familia joven, pues el espacio de la segunda fila no facilita llevar adultos de talla completa.

 

 

Mientras, la Honda HR-V realiza un papel decente y cumple fiel a las premisas de su casa: un buen producto a un precio consistente, no razonable. Porque si vemos la lista de equipamiento, no comprendemos que solo monte bolsas de aire frontales en su versión tope, cuando las otras dos ofertan las seis bolsas para una protección grupal completa. Y el uso de la caja CVT habla de un gran desfase en las tecnologías de tren motor –varios fabricantes han dejado de usarlas por los problemas de durabilidad–. Sin duda, Honda puede hacer mucho más por mejorar.

 

 

Chevrolet Trax

 

Unidad probada

 350,000 pesos (a fecha de la prueba)

 

NOS GUSTA

-      Aspecto rudo

-      Nivel de equipamiento

-      Multiplicidad de huecos

 

NOS GUSTARÍA

-      Motor más potente

-      Dirección más rápida

-      La versión Turbo de regreso

 

Honda HR-V

 

Unidad probada

327,100 pesos (a fecha de la prueba)

 

 

 

NOS GUSTA

-      Diseño fresco

-      Tablero minimalista

-      Flexibilidad interior

 

NOS GUSTARÍA

-      Transmisión automática de 6 rel.

-      Amortiguación menos seca

-      Más equipamiento de seguridad

 

Mazda CX-3

 

Unidad probada

322,900 pesos (a fecha de la prueba)

 

NOS GUSTA

-      Estilo audaz

-      Conducción velocista

-      Nivel de acabados

 

NOS GUSTARÍA

-      Boca de cajuela más amplia

-      Espacio para piernas

-      Más opciones

 

Resumen técnico

 

 

Chevrolet Trax

Honda HR-V

Mazda CX-3

MOTOR

 

 

 

Tipo/cilindrada:

L4, 1.8 l

L4, 1.8 l

L4, 2.0 l

Potencia máxima:

140 hp a 6,300 rpm

141 hp a 6,500 rpm

148 hp a 6,000 rpm

Par máximo:

175 Nm a 3,800 rpm

172 Nm a 4,300 rpm

198 Nm a 2,800 rpm

TRANSMISIÓN

 

 

 

Caja:

Automática,

Automática, CVT

Automática,

 

seis velocidades

 

seis velocidades

Tracción:

Delantera

Delantera

Delantera

DIMENSIONES

 

 

 

Largo x ancho x alto:

424 x 177 x 165 cm

429 x 177 x 160 cm

427 x 176 x 154 cm

Distancia entre ejes:

256 cm

261 cm

257 cm

Cajuela:

355 litros

345 litros

350 litros

Peso vacío:

1,445 kg

1,290 kg

1,270 kg

PRUEBAS AUTOMÓVIL(a 2,240 msnm)

 

 

 

0 a 400 metros:

20.32 s

20.58 s

18.38 s

Rebase 80 a 120 km/h

14.03 s

10.71 s

8.45 s

Frenado de 100 a 0 km/h:

41.2 m

41.3 m

41.6 m

Consumo medio:

9.9 km/l

9.4 km/l

10.4 km/l

 

 

 

 

 

Comentarios

también te puede interesar:

Comparativa

>Chevrolet Camaro LT vs Dodge Challenger V6 vs Ford Mustang EcoBoost

>Alfa Romeo 4C Spider vs Porsche 718 Boxster S

>Jaguar F-Pace First Edition vs. Porsche Macan GTS vs. Porsche Cayenne GTS

>Jaguar F-Type R AWD vs. Triumph Speed Triple R

>Chevrolet Sonic RS vs Renault Sandero R.S. vs Suzuki Swift Sport

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive