Seguro Automovil Online

Precios y datos de todos los autos

EE.UU. y México alcanzan acuerdo comercial, Trump pide desechar TLCAN

En Industria | Lunes, 27 de Agosto 2018

compartir:

Habrá nuevas reglas para la producción e importación de autos. Trump amenaza con desechar el TLCAN y dejar fuera a Canadá si no toman posición pronto.  
 

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Hace ya un año que iniciaron las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN/NAFTA).

 

El TLCAN, o simplemente TLC, al ser el primer acuerdo de esta índole para México, fue firmado en diciembre de 1992 y entró en vigor en 1994. Nacido con la intención de liberar las fronteras entre las tres naciones del bloque norteamericano: Estados Unidos, Canadá y México, ha sufrido muy pocos cambios en estos 24 años, sin mencionar que siempre hubo desencuentros y bloqueos para ciertos productos mexicanos más por cuestiones políticas proteccionistas que ambientales o económicas, como fue el caso del aguacate y el atún mexicanos. Al día de hoy, el TLC representa un flujo anual de 1.2 billones de dólares (22.5 billones de pesos) entre las tres naciones.

 

 

Junto con un muro fronterizo, una de las principales promesas de Donald Trump durante su campaña fue la revisión de los tratados comerciales con regiones que tenían impuestos desproporcionadamente altos con los Estados Unidos, como Europa o China; y países que “se llevaban empleos” de los Estados Unidos (algo que no necesariamente ocurre, como ya les hemos explicado), como México y Canadá.

 

 

En el caso de sus vecinos directos, amenazó con la renegociación del TLCAN, misma que inició en agosto de 2017 con declaraciones ríspidas y muchos desencuentros ocasionados por los cambios en materia de aranceles por parte de la Unión Americana. En el ramo automotriz, uno de los puntos de conflicto era el salario de los trabajadores de las fábricas de autos –entre otras maquilas-, que en Estados Unidos ganan un promedio de 26.19 dólares por hora, unos 491 pesos, mientras que en México el pago por día es de unos 340 pesos, es decir, unos 2.26 dólares por hora, cuando se pedía que fuera de unos 4.00 dólares, unos 75 pesos, o 600 pesos diarios.

 

 

El segundo punto era el porcentaje de partes provenientes de la región con las que se arma cada auto, mismo que era de 62.5% en el TLCAN y que en el acuerdo preliminar se eleva al 75%. Además, existen cláusulas que especifican que entre el 40 y el 45% de las autopartes deben ser elaboradas por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora (300 pesos por hora, o 2,400 al día), lo que equivale a decir que debe ser fuera de México. El acero y el aluminio norteamericanos también están incluidos y se maneja un posible tope de exportaciones a los Estados Unidos.

 

 

En caso que no se cumplan estos requisitos, el arancel será del 2.5% si el vehículo se produce en un fábrica establecida antes del acuerdo, pero del 20 al 25% en caso que no. Aunque se pretendía cancelar el acuerdo a los cinco años en caso que ambas partes no lo renueven, se ha suavizado esta exigencia, quedando con revisiones periódicas cada seis años y una vigencia de al menos 16 años.

 

 

Los sindicatos de Detroit se han apresurado a celebrar el acuerdo, mientras que automotrices extranjeras han expresado su rechazo, al tiempo que consideran que debe incluirse a Canadá en el acuerdo. FCA también cuenta con operaciones importantes en aquella nación, pues ahí se producen el Charger y el Challenger.

 

 

Canadá ha quedado, de momento, excluida de este tratado preliminar, aunque aún no han señalado si se adherirán a él o no. De resultar el segundo caso, Trump ya se ha apresurado a señalar que cancelará el TLCAN definitivamente, dejando fuera a sus vecinos del acuerdo bilateral con México.

 

 

Analistas recalcan el carácter preliminar de este acuerdo, pues faltan varios puntos por especificar. Otros puntos que toca el acuerdo son la agricultura, el ramo textil, la propiedad intelectual, el comercio digital y otras industrias. Al parecer, se desechó la cláusula de estacionalidad, que obligaba a México a vender ciertos productos agrícolas sólo en determinadas épocas del año. México deberá adherirse a los estándares de derechos laborales de la Organización Mundial del Trabajo, como un esfuerzo por aumentar su nivel salarial, el más bajo de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

 

 

Enrique Peña Nieto, presidente saliente de México, ratificó a través de una llamada telefónica que se había llegado a un acuerdo preliminar, pero espera que pronto se integre Canadá. La canciller canadiense Chrystia Freeland se dirigió a Washington para iniciar conversaciones al respecto, que podrían culminar tan pronto como el viernes. El equipo mexicano encargado de la negociación, formado por representantes de la administración saliente y la entrante, celebraron el acuerdo.

 

 

Analistas coinciden en que el mayor riesgo es que este nuevo acuerdo tarde mucho en ser ratificado, pues podría llevar meses, con lo que la cámara de representantes en Estados Unidos y las de diputados y senadores en México tendrían conformaciones distintas dominadas por la oposición a los ejecutivos actuales, que podrían iniciar una nueva ronda de discusiones.

 

Comentarios

también te puede interesar:

Industria

>Detalles sobre el arresto de Carlos Ghosn

>China se abre a BMW

>Ford garantiza permanencia del Mondeo en Europa

>México: 913,726 autos nuevos vendidos de enero a agosto de 2018

>La planta de Audi en San José Chiapa logra eliminar las descargas externas de aguas residuales

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive