El hiperdeportivo de Aston Martin, con un V12 Cosworth