La Audi SQ7, para el Salón de Frankfurt