La Jaguar i-Pace de producción, para Frankfurt