Seguro Automovil Online

Precios y datos de todos los autos

Mazda CX-5 2018: primeras impresiones

En Primer contacto | Viernes, 17 de Marzo 2017

compartir:

Un cambio continuista pero de todas maneras notorio mantiene a este SUV de Mazda como uno de los referentes del segmento si de manejo se habla. 
 

Por Manuel Fernández (@Mfer_89)

 

Ver nota de lanzamiento y precios

 

Incluso cuando se conservaron algunas dimensiones con respecto a la generación anterior, Mazda asegura que se trata de un modelo del todo renovado. Otra herencia fue el conjunto mecánico, que en el caso de nuestra unidad de pruebas es el conocido aspirado 2.5 de inyección directa (exclusivo de la más equipada) asociado a una caja automática de seis velocidades. Como novedad en la gama, ya no estará disponible en México la tracción integral, así que la CX-5 que tuvimos entre manos es de tracción delantera.

 

Tras varios cientos de kilómetros (ya tendrán nuestra prueba completa en la edición 268 de AUTOMÓVIL), queda claro que Mazda poco ha querido arriesgar al momento de mantener una fórmula exitosa, pues aspectos en los que destacaba se mejoraron y otros en los que no, prácticamente no se intervinieron. Son claras sus prioridades y que conoce muy bien a sus clientes.  

 

 

 

 

Así, de lo bueno evoluciona una suspensión con un filtrado como de auto premium y unos acabados aún más por encima del promedio ante la mayoría de sus contrincantes, un poco más cercanos a la CX-9 con mullidos de gran tacto y aspecto, simulación de costuras en tablero y puertas y si acaso algún ahorro en forma de una guantera que no está iluminada o la ausencia de paletas tras el volante, falencias que no afectan una cabina muy bien conseguida.

 

El 2.5 sigue siendo uno de los mejores de su tipo entre los propulsores aspirados gracias a una respuesta más pareja a lo largo del tacómetro. No es de esos que hay que tener todo el tiempo a altos regímenes para que entreguen una aceleración o una recuperación acorde a las necesidades de las carreteras mexicanas y se complementa por una de las cajas automáticas más obedientes y refinadas que hay entre sus equivalentes, factor especialmente positivo cuando las CVT cada vez ganan más territorio en otras marcas.  

 

 

 

 

En los apartados que antes no brillaban y siguen sin hacerlo, está un espacio interior suficiente pero lejos de la propuesta de, por ejemplo, las más funcionales CR-V, X-Trail o Outlander. Además de la habitabilidad, el piso sigue con un túnel central considerable y los respaldos posteriores no se gradúan en inclinación. A favor, eso sí, el excelente contorno de los asientos y la altura en ambas filas de haber pasajeros muy altos.

 

El otro tema en donde pareciera no haber mucho avance es en los frenos, que percibimos con un tacto preciso pero no tan contundente a velocidades de autopista debido a un pedal que alarga más de la cuenta su carrera: la palabra final la tendrán las distancias de detención que arrojen nuestros exámenes, pues una cosa son las sensaciones iniciales y otra los números reales, lo que les mostraremos, tal como se comentó, en nuestra siguiente edición. 

Comentarios

también te puede interesar:

Primer contacto

>Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid: primeras impresiones

>Infiniti Q50 2018: primeras impresiones

>Toyota Camry 2018: primeras impresiones

>Chevrolet Traverse 2018: primeras impresiones

>SEAT Ibiza 2018: primeras impresiones

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive