Un BMW i8 más potente, para el siguiente año