Seguro Automovil Online

Precios y datos de todos los autos

Volvo XC40 R-Design 2019: prueba de manejo

En Pruebas | Jueves, 03 de Mayo 2018

compartir:

Fiel a su plan de renovación total, Volvo nos presenta la nueva SUV de tamaño compacto, XC40, presumiendo al mismo tiempo haber obtenido un reconocimiento que todos buscan: el del Auto del año en Europa.  
 

Por Gilberto Samperio Islas (@gilsamperio)                         Fotos: Carlos Quevedo

 

Como el gusto por las camionetas familiares todavía sigue muy vivo, y antes de que se impongan los híbridos y eléctricos como la referencia, Volvo nos entrega una SUV bajo un envase enteramente nuevo. Si bien aprovecha la plataforma versátil de la casa –CMA para los escrupulosos–, su compacidad habla de una ingeniería flexible, muy adaptable a los requisitos de segmentos de gran demanda como lo es el de los subcompactos.

 

 

Esta nueva familiar ofrece una silueta conocida –aires de XC90 y XC60–, pero con elementos de diseño muy atractivos. Por ejemplo, las nervaduras del cofre son más evidentes y si bien la cintura no es tan sólida como en sus hermanas mayores, dispone de una hendidura al bajo costado que enfatiza los pasos de rueda. Y el remate visual lo da el tercer poste con un ligero estrechamiento, acompañado de un discreto ensanchamiento en las últimas salpicaderas que soporta en lo visual las calaveras tipo L de gran tamaño que dominan la zaga.

 

 

Claro que los detalles marcan esa fina pero necesaria diferencia respecto al grueso de las marcas. Como el techo pintado en negro –muy de moda–, los anagramas de R-Design –probamos la versión tope de gama–, la parrilla en plástico laqueado, los singulares faros –incluyen el “martillo de Thor”–, o las puntas de escape cuadradas, aunque solo sean un remate estético y demás lindezas de diseño.

 

 

Por dentro, las cosas también demuestran el buen quehacer de los diseñadores nórdicos en procurar un estilo sutilmente diferenciado, para no creer que solo se copien las formas y ajustan al tamaño. Sobresale un listón de aluminio maquinado como si fuese un fino moleteado de forma cóncava al centro del tablero, que continúa en las puertas, justo donde van las manijas. Un detalle bonito y fresco.

 

 

Por cierto, la cúpula aloja una pantalla que simula los relojes y demás instrumentos; adiós analógicos. Y conserva al centro, como buena Volvo de cepa joven, la táctil en vertical que permite calibrar las amenidades como los extras de seguridad y comodidad con una facilidad de tableta que pocos coches pueden presumir.

 

 

Sus asientos también declaran la intención premium de los creativos. Poseen un buen estilo al mezclar pétalos en piel con acojinados realizados en textiles modernos para ofrecer un sillón agradable a la vista y al uso. La segunda fila también goza de ese cuidado y los asientos son grandes; lo difícil radica en la plaza central, más pequeña y con un respaldo que funge también como compartimento; su cabecera es la más disimulada, por lo que la verdadera capacidad de movilidad de esta XC40 es ideal para cuatro personas. La quinta sufrirá en viajes largos.

 

Acompaña una cajuela de buen tamaño, doble fondo y con el mecanismo automatizado del portón que facilita mucho su apertura y cierre. Buen detalle para el tamaño.

 

 

Quizá con miras simplificadoras, este dos litros ya reconocido por su fino e inteligente desarrollo, descarta al supercargador, dejando únicamente al turbocargador como responsable de la vitalidad energética del Volvo. Ello se traduce en un motor de respuesta más lenta predecible en las primeras muescas del tacómetro, con la demora esperada -turbolag- de los cuatro cilindros de alta potencia; ello se traduce en una respuesta contundente por arriba de las 2,800 rpm, donde se agradece el empuje del refinado endotérmico.

 

 

Si bien hoy 254 HP no sorprenden, todavía son una buena cifra para lograr prestaciones decentes. Basta observar nuestros resultados de las pruebas habituales para confirmarlo. A esa notable respuesta ayuda mucho la excelente transmisión automática, cuyos cuatro modos -EcoComfortOff Road y Dynamic- le conceden ese carácter apto para diversos momentos o exigencias del conductor. No es tan proactiva pero su corto escalonamiento favorece la agilidad en el tránsito diario o en vías rápidas merced a nuestra habilidad con el pie derecho o mediante las eficaces manetas tras el volante. Fácil de llevar.

 

 

Si hablamos del chasis, éste presume una afinación más liviana, menos exigente para su futuro usuario. La marcha apunta a firme, con una respuesta que tiende a seca en vías maltratadas, virtud de una amortiguación menos suave a la compresión; pero no molesta. Su dirección califica como muy ligera, con una retroalimentación más bien aislada, sin esa facilidad que apreciamos en otras SUVs de planteamiento más agresivo. Eso sí, mantiene la agilidad que permite cambios rápidos de carril aunque sin la confianza que otorgaría un coche más deportivo.

 

 

En las curvas cerradas presenta el clásico subviraje de las camionetas pequeñas, muy discreto, acompañado de un fino balanceo que nos obliga a ser un poco prudentes con los giros de muñecas para seguir fieles al trazado inicial. Afortunadamente, tanto los sistemas de ayuda electrónicos como la tracción integral le otorgan una actitud más neutral en zonas menos exigentes, sobre todo en vías de alta velocidad. Ese escenario le resulta más natural a esta camioneta de corte compacto. En la ciudad resulta muy agradable y llamativa dadas sus formas sólidas de línea bella y única.

 

 

Los frenos poseen buen tacto, con el obligado recorrido inicial suave para los usuarios promedio y observan excelentes distancias. Eso sí, el gasto de combustible no es tan envidiable como nos gustaría pero está dentro de lo esperado.

 

 

Por una etiqueta de casi 690 mil pesos, accedemos a una de las SUVs más interesantes, que no baratas, que concursan en el área premium. Su fisonomía fuerte aunada a un diseño escandinavo atractivo y limpio, con un dinamismo eficaz para el usuario tipo de esta clase de camionetas, la convierten en una opción interesante de cara a las típicas ofertas teutonas. Sin duda, puede convertirse en una seria competidora del segmento subcompacto. 

 

Unidad probada

759,900 pesos (a fecha de la publicación)

 

NOS GUSTA

-      Línea sólida

-      Acabados interiores

-      Nivel de equipamiento

 

NOS GUSTARÍA

-      Menos turbolag

-      Mejor consumo

-      Mejor dirección

 

Resumen técnico

MOTOR

Tipo/cilindrada: L4, 1,969 cc

Potencia máxima: 254 HP a 5,500 rpm

Par máximo: 350 Nm entre 1,800 y 4,800 rpm

TRANSMISIÓN

Caja: Automática, ocho velocidades

Tracción: Integral permanente

DIMENSIONES

Peso vacío: 1,684 kg

Tanque de combustible: 54 litros

Largo x ancho x alto: 442 x 185 x 165 cm

Distancia entre ejes: 270 cm

Cajuela: 460 litros

PRUEBAS AUTOMÓVIL (a 2,240 msnm)

0 a 400 metros: 16.40 s

Rebase 80 a 120 km/h: 6.92 s

Frenado de 100 a 0 km/h: 36.7 m

Consumo medio: 10.0 km/l

 

Comentarios

también te puede interesar:

Pruebas

>Mazda6 Signature 2019: prueba de manejo

>BMW 120i Sport Line 2019: prueba de manejo

>Mazda2 Sedán i Grand Touring 2019: prueba de manejo

>Kia Sedona 2019: prueba de manejo

>Ram 1500 Limited 2019: prueba de manejo

Videos Automovil Online

Facebook

Logo Comscore
Logo The Brands Group
Logo Comscore
Editorial Televisa S.A. de C.V. Todos los derechos reservados. Consulta los términos de uso y politicas de privacidad. Anúnciate con nosotros.
TBG - Editorial Televisa - Automotive