El sucesor del Bugatti Veyron será un híbrido