Categorías: Especiales

En Entrevista Automóvil: Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti

Platicamos de actualidad con Stephan Winkelmann, el máximo mandatario mundial de Bugatti. El Covid, el presente y futuro de su marca, electrificación… una plática por demás amena e interesante.

Por Edmundo Cano            Texto: Juan Carlos Payo              Fotos: Archivo

 

Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti a partir de 2018, actualmente gestiona la empresa francesa desde su casa en Estrasburgo, Francia. Al menos dos veces por semana, Winkelmann viaja a la sede en Molsheim para informarse sobre la situación actual allí con el pequeño número de empleados que no pueden trabajar desde casa. Esto incluye reuniones con el personal de seguridad y el gerente de la instalación. “Aunque ahora estoy trabajando desde casa como muchos otros empleados, ningún día es igual durante este momento tan difícil. Sin embargo, gracias a los procesos digitales y los canales de comunicación, todavía podemos laborar y seguir desarrollando nuestros autos hiperdeportivos”, explica Stephan Winkelmann.

Como persona, ¿podrías llegar a imaginar una situación como ésta que paralizase el mundo y detuviera la industria globalmente?

“He visto muchas crisis en el transcurso de mi vida: recesiones, catástrofes naturales, epidemias, guerras… Como presidente de una compañía tienes la responsabilidad hacia tu equipo, hacia tus clientes, hacia todas las partes interesadas, de mantener la cabeza fría y guiar a la empresa a través de cualquier crisis. Como persona, creo que nunca te acostumbras a estas tragedias. Piensa que la gente pierde sus trabajos, algunos incluso la vida…

“Nadie de nuestra generación ha visto semejante paralización no ya en una región específica, sino en todo el mundo. Sin embargo, estoy seguro de que todos juntos también afrontaremos este obstáculo gigante, como siempre lo hemos hecho. Es en tiempos de crisis cuando las personas muestran lo mejor de sí mismas, se unen y superan las adversidades. Como sociedad tenemos tiempos difíciles por delante, pero habrá un mañana, y debemos mantenernos optimistas y trabajar duro para revertir la situación”.

¿Cómo afecta directamente a Bugatti el paro no solo de producción, sino también a nivel de lanzamientos de futuros productos?

“Al igual que todas las empresas internacionales, Bugatti depende de cómo se vaya desarrollando esta pandemia, así como de las medidas y regulaciones de los diferentes gobiernos. Tuvimos que frenar la producción para proteger a los empleados de Bugatti y sus familias, pero también debido a la ruptura de la cadena de suministro por parte de proveedores. En la medida de las posibilidades técnicas para cualquier tarea, nuestro equipo trabaja de forma remota desde casa. Nos estamos preparando para el futuro, para el día en que Bugatti pueda reabrir, volveremos a ir a toda velocidad tan pronto como las circunstancias lo permitan.

“En cuanto a las presentaciones de productos, como se canceló el Salón de Ginebra, decidimos lanzar nuestro nuevo Chiron Pur Sport digitalmente. Normalmente no habríamos elegido el lanzamiento de un producto bajo este formato digital en lugar de un salón del automóvil internacional, pero me ha sorprendido positivamente el resultado. Creo que, como industria y como sociedad, estamos en cierta medida obligados a participar mucho más rápido en el proceso de digitalización en todos los aspectos de nuestras vidas. Veo esto ahora como algo muy positivo, aunque por supuesto me hubiera gustado no experimentarlo sobre todo si es debido al impacto general de la pandemia.

“Tendremos que ver hasta qué punto el Covid-19 afecta nuestras futuras presentaciones de productos. Lo hará, esto es seguro. Salones como los de Beijing y Nueva York o eventos como Villa d’Este ya se han pospuesto para el otoño, mientras que Detroit y París han cancelado sus citas automovilísticas de este año, igual que ha sucedido con importantes eventos fuera de nuestra industria como los Juegos Olímpicos, la Champions League de Futbol o la Expo en Dubái.

Es imposible prever cuándo volveremos a una normalidad que permita reuniones tan grandes de personas. Nos estamos preparando para diferentes escenarios y, mientras tanto, seguimos trabajando en nuestra comunicación digital del producto y de la marca y sus valores. La prioridad es que todos volvamos a la normalidad. Para que esto suceda, debemos tomar la batalla contra este coronavirus muy en serio, cuidarnos y mantenernos sanos”.

 

¿Cómo podemos transmitir ilusión de futuro al aficionado al automóvil, al aficionado a Bugatti?

“Creo que ahora, tal vez más que nunca, experimentamos un gran pico de pasión e interés por los automóviles, donde coches tan singulares y sobresalientes como los Bugatti son los más inspiradores. La razón es simple: la lucha contra el Covid-19 es muy pasiva para la mayoría de nosotros. Solo un pequeño porcentaje se encuentra en la primera línea de esta lucha, los médicos y las enfermeras, los científicos, pero también aquellos que mantienen al país en funcionamiento y nos brindan nuestras necesidades básicas. Estas personas son verdaderos héroes de nuestro tiempo. Sin embargo, la mayoría de nosotros peleamos en esta lucha intentando evitar participar en ella. Tenemos que quedarnos en casa, aislarnos socialmente, frenar la propagación del virus y no sobrecargar el sistema de salud de nuestra sociedad.

Contenido relacionado

“Incluso aunque las personas puedan trabajar de forma remota desde su hogar, pasan tanto tiempo dentro de sus propias cuatro paredes que necesitan distracciones, también para abstraerse del flujo permanente de malas noticias. Esto es algo muy humano. Y muchas de estas distracciones, como los deportes y el entretenimiento, no se están produciendo en este momento. Por lo tanto, muchas personas están viendo videos de sus coches favoritos. No les tengo que transmitir optimismo sobre el futuro de la industria automovilística porque ya nos lo transmiten ellos a nosotros”.

¿Después de todo lo sucedido, seremos más sensibles a la hora de valorar la movilidad que nos ha dado históricamente un automóvil?

“Sí, por supuesto. Nos vemos obligados a quedarnos en casa, y no me refiero a que nos obligue nuestro gobierno; nos obliga el virus. Sentimos que estamos privados de muchas de las actividades y derechos más básicos que siempre hemos dado por sentados en nuestras vidas. La movilidad es un ejemplo muy obvio. En este momento, únicamente puedo salir de compras básicas, ir a la farmacia o al hospital, o correr solo y distanciarme de mi casa no más de un kilómetro. Cada dos días incluso voy a la oficina para dar ejemplo como presidente de la compañía para los pocos que no tienen la opción de quedarse en casa.

“Pero no voy a negar que yo también tengo muchas ganas de conducir por las montañas o hasta la playa, dar un largo paseo por la ciudad, encontrarme con amigos… Todos apreciaremos cuando vuelvan los privilegios que nos ofrecen de manera natural nuestras vidas, y espero mantener este sentimiento vivo y no perderlo una vez que volvamos a la normalidad”.

 

¿Cómo se puede resentir el mercado del hypercar en una situación como esta en este año?

“La dimensión completa del impacto económico aún no se ha visto. Es seguro que habrá un impacto en todos los mercados y sectores diferentes. Estamos preparados para los diferentes escenarios. Obviamente, es más que posible que salgamos de dos años récord para Bugatti, 2018 y 2019, aunque todavía tenemos una cartera de pedidos con un nivel decente. El resto es arremangarse y ponerse a trabajar, no hay alternativa“.

¿El libro de ruta de la electrificación en Bugatti, en qué consistirá y cuándo veremos realidades?

“Lo hicimos en el pasado y lo seguimos haciendo ahora: analizar todas las posibilidades y oportunidades diferentes para nuestros coches en todos los aspectos de diseño y desarrollo tecnológico. Esto es fundamental en nuestro negocio. Y claro que hemos estado siguiendo la evolución de la industria automovilística hacia la electrificación.

“Sin embargo, por diferentes razones, creemos firmemente que el sucesor del Chiron aún debería apostar por un motor de combustión. Nuestro legendario motor W16 es un valor seguro, a nuestros clientes les encanta, ya que les trae emociones, rendimiento y es una apuesta segura no solo en términos de durabilidad, sino también como una inversión. Sin embargo, lo más importante para las discusiones actuales sobre el medio ambiente es que para un hipercoche con una media de kilometraje reducido por el uso que se le da, un motor eléctrico no sería más amigable con el medio ambiente. Por el contrario, los efectos negativos de la producción de la batería no compensarían los ahorros en términos de emisiones de CO2.

Por estas razones, no veo la electrificación a corto plazo como la mejor solución para un hipercoche. El Chiron o cualquier posible sucesor, aunque sean cómodos y fáciles de conducir, generalmente no se usan como vehículos de diario. Solo cuando se utilizan automóviles como herramienta pura de movilidad, para ir de A a B, entonces la electrificación es una buena solución en este momento.

 

“En Bugatti tenemos nuestros hipercoches asociados al increíble motor W16. Pero también estamos listos para más. Ya hemos mostrado, además de nuestros hipercoches, un automóvil de uso más diario, con cuatro plazas y más espacio –nota de la redacción: Galibier Concept en 2009. Este automóvil sí que tendría el potencial de ser un BEV.

“Sin embargo, esta es una gran decisión en términos de inversiones y logística, y que no podemos tomar a la ligera. Aún no se ha tomado una decisión, pero no podemos negar que a todos nos encantaría realizar este proyecto”.  

 

Automóvil Panamericano

Compartir
Published by
Automóvil Panamericano

Contenido reciente

Motor Clásico: 71 años de Lotus

En 1952 Colin Chapman fundó Lotus, una de las compañías más importantes del mundo del…

12 junio, 2020

Puebla: Barbosa frena a Volkswagen con nuevo decreto

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, frenará la reapertura de plantas de Volkswagen y Audi el…

11 junio, 2020

Porsche Cayenne y Coupé GTS 2021, vuelve el V8

La Porsche Cayenne 2021 recupera la denominación GTS, que además trae de vuelta un motor…

11 junio, 2020

La Ford Bronco, con transmisión manual y motor V6

Entre los últimos informes de lo que viene para la Ford Bronco, destacan la posibilidad…

11 junio, 2020

CDMX: la verificación vuelve el 10 de agosto de 2020

El Gobierno de la CDMX confirma que la verificación vehicular regresará el 10 de agosto,…

11 junio, 2020

La Volkswagen Amarok hubiera muerto sin Ford

Volkswagen reconoce que sin la alianza que acaba de establecer con Ford, la pick-up Amarok…

11 junio, 2020