Ecto-1, primeras imágenes