Porsche, campeón del WEC