El Ford GT duplica producción