El McLaren 675LT Spider, agotado