Ford coloca primera piedra de su planta de motores