La fábrica de Audi Bruselas es certificada con una huella neutral de CO2