Magna Steyr fabricará el deportivo de BMW y Toyota