Toyota, muy por encima de sus rivales en cuanto a ganancia por vehículo