El BMW i8 Spyder, después de 2018