Marcas estadounidenses consideran la permanencia de varios modelos