Mercedes-AMG no descarta los eléctricos