BMW Serie 1 2018: presentación