El Chevrolet Cruze, con motor diésel