El Mercedes-AMG Sedán es probado en el túnel de viento