El nuevo TVR, con un V8 de Ford