Los McLaren 570S y 540C, a finales de año