Motor Internacional del Año: Ferrari V8 Biturbo