Rolls-Royce Wraith St. James, presentación