El Mercedes-Benz S 550e, con recarga inalámbrica