El nuevo Audi A8, con detección de baches