California también busca prohibir autos de combustión interna